FICX’55: Carla Simón, “Después del 155 y la DUI, la preselección de Estíu a los Oscar me parece algo muy poético”

 

Por Víctor Guillot

Hay en Carla Simón, la joven realizadora de Estíu 1993 cierta fragilidad en su manera de contar las cosas, y sin embargo, todo lo que cuenta está adornado de una sonrisa y una vocación de futuro formidable. Su opera prima ha sido seleccionada como pre-candidata al Oscar a la mejor película de habla no inglesa. Para sorpresa de muchos, esta película está rodada en catalán, algo meramente circunstancial, si no habláramos de España.

-Te esperabas que una película tan pequeñita y hecha con tanto mimo tuviera la repercusión que ha tenido.

-En absoluto. Ha superado cualquier cosa que hubiera imaginado.

-Una película que huye de la nostalgia.

-Es una película pensada sobre todo desde la perspectiva del presente de la niña. Cuando empecé a imaginar visualmente la película, me salía una cosa muy estética. Comencé a darle vueltas. Era importante que quería ese tono de actuación, que es el que me gusta. Sabiendo eso que buscaba ese tono, buscaba un presente.

-Cómo ha sido la producción.

-Comencé a escribir el guion en 2014, cuando todavía estaba en Londres. La primera parte fue entregada a varios laboratorios de guion, y luego pedimos ayudas media, de la UE, y después pedimos al ICAM, a TVE y a TV3. Con eso rodamos, después Moviestar se incorporó muy al final. Sirvió para terminar bien la peli. Hicimos también algún mercado de coproducción, pero nos dimos cuenta de que era una película muy de aquí. En 2016 estábamos rodando.

-Te metiste de lleno en toda la producción.

-Totalmente. Yo estaba en Londres mientras la producíamos. La rodamos en 6 semanas, que es muy poco. Es un ritmo muy acelerado donde se trabajó mucho el ensayo previo porque rodar con niños es muy complicado, por cuestión de jornadas y demás. En febrero de 2017 estrenamos en Berlín y se disparó todo.

-¿Podemos hablar de una nueva generación de realizadores españoles? En ese caso tu eres una anomalía porque todos han hecho algo de televisión y tu eres genuinamente cinematográfica.

-Puede ser. Yo no he hecho tele todavía. YO estuve en Londres 4 años y volví sin conocer a nadie de aquí y de repente estoy dando clases en un proyecto llamado Cine en curso, básicamente clases de cine para niños. En Madrid está Jonás Trueba, en Cataluña Nelly Reguera, Meritxel Collet, Jordi Morató. Para mi fue una manera de conocer a la gente que está metida en el ajo. De repente comunicas con toda esa gente y yo creo que sí, que somos unos cuantos.

-Y de pronto precandidata a los Oscar con el 155 y la DUI

-Me parece como una cosa casi poética. Alguien dijo ironía. Yo creo que debería ser una cosa muy normal. De todos modos, creo que es la segunda peli rodada en catalán que se presenta. Me gustaría que fuera más normal.

Qué vida tendrá Verano 1993 después de Berlín. como ha sido la repercusión fuera de España

-En Europa nos ha ido muy bien, la hemos vendido a más de 30 países, que está muy guay. Estamos terminando la promoción en América y las críticas han estado muy bien. Se ha estrenado en Francia, Holanda, Bélgica, Irlanda, Suiza o Turquía. En EEUU se estrenará a principios del año que viene. Ahora me empieza a pasar que hay espectadores que la conocen porque han oído hablar de ella a través de otros festivales. Toda la gente de la industria europea la conoce y en EEUU es otro mundo.

-Como se hace una promoción en EEUU para que sea designada candidata a los oscar.

-Es muy difícil. Hay una shortlist de 9 y 6 películas que se votan a través de un comité de voluntarios que deciden  ver muchas pelis antes para poder valorarlas. Son unos 400. Exige tener mucho tiempo y un criterio. Los resultados de esto puede provocar que no esté El hijo de Saul. Para evitar situaciones de este tipo, luego hay otro comité que soluciona esas ausencias e incorpora otras 3 películas. El recorrido de Verano ha sido muy bueno. Ahí estamos. La gente sabe de la peli y España es un país cuyo cine se ve en EEUU. Luego hay mucho dinero moviéndose por ahí. Un screening vale mucho dinero y promocionarla ha sido divertido, muy loco, muy marciano.

-En que te deja pensar esta locura para el próximo proyecto.

-Tengo dos ideas, una muy personal y otra más familiar. Me gustaría rodar en el pueblo de mi madre adoptiva. Estoy buscando una historia en ese mundo, el mundo rural.